Publicidad

Pubicidad

“Cultivar, emplear y difundir el quechua es una de las formas más altas de Contribuir a la liberación de la cultura andina.” (J. Baquerizo)

Hermanos en el cariño a  Huamanga:

Vivimos hoy una bonita noche de reencuentro con nuestras raíces andinas y por eso permitan empezar mi participación agradeciendo en nombre de todos los peruanos, escritores en quechua, a la Universidad Nacional Federico Villareal de Lima,  en la persona del Sr. Dimas Arrieta Espinoza, Director de la Editorial Universitaria,  que nos honra en la mesa, representando al Sr. Rector Dr. José María Viaña Pérez, por ser la única  Universidad en América del Sur, que con visión peruanista, convoca a concursos de poesía y narrativa  quechua, concediendo  como premio el  significativo estímulo de DIEZ MIL nuevos soles y la  publicación del libro ganador. 

 

Ejemplo que no sigue hasta hoy ninguna otra Universidad en América del Sur; ni siquiera la del Cusco y Huamanga, lugares donde el  pueblo y sus escritores, defienden estoicamente a su quechua e impiden que los hispanistas lo maten por considerarlo un lastre para el desarrollo. ¡Vergüenza debiera darles a esos que piensan así!

Luego, permítanme expresar mi gratitud a las distinguidas autoridades que con su presencia en este auditorio,  demuestran su identificación con la cultura de nuestro pueblo.

Igualmente, a familiares, amigos y público, darles mi reconocimiento a este  testimonio de cariño y aprecio que le demuestran a Chirapa Wiqi y a su autor.

Si sembrar cultura en castellano, aquí en Huamanga, es difícil; lo es mucho más, casi imposible, hacerlo en quechua, idioma del que muchos se avergüenzan, otros que hasta sin hablarlo, lo aborrecen y casi todos los jóvenes -incluido los huamanguinos- ahora lo ignoran.

Por eso, a los  pocos que, orgullosos de su sangre Wari, son incansables en cultivar y difundir nuestra lengua quechua mi pedido, de que venciendo las mil y una dificultades que la globalización nos impone, no se desalienten  y continúen la  batalla cultural en defensa de nuestra cosmovisión andina.

Mis libros Chirapa Wiqi, como Waytaq Harawi, ambos distinguidos con PRIMEROS PREMIOS en concursos convocados a nivel nacional,  representan, no sólo para mí, sino para Huamanga, que su poesía en quechua como sus canciones, premiadas también en eventos de prestigio nacional, son honores que poetas y compositores  traemos a Huamanga sin esperar nada a cambio.

El Juglar, o poeta del pueblo no sólo poetiza o compone sus vivencias, sino también las de su entorno. Los que integran CHIRAPA WIQI, no fueron creados para competir en el  concurso, fueron escritos en distintos pasajes de mi orfandad infantil, bohemia  juvenil y adulta.

El PRIMER PREMIO FEDERICO VILLAREAL 2011 que el Jurado Calificador concedió a mi libro por unanimidad, fue para mí un reconocimiento a  la perseverante superación de escritor comprometido con mi tierra,  con mi pueblo, y  a la conservación de la  autenticidad de la poesía quechua  que  el Dr. Gonzalo Espino Relucé, Mg. Dida Aguirre García, ganadora del mismo premio en anterior concurso, y el lic. Edwin Alarcón de la Torre, miembros del Jurado Calificador tuvieron en cuenta para  conceder esta distinción a Chirapa Wiqi.
                                              
El recorte del tiempo, hecho a esta Ceremonia por haber concedido el horario siguiente a un festival musical no permite explayarme, ha recortado la exposición de los ponentes la presentación de artistas; pero al menos,   llévense en la memoria y corazón estos poemitas:
 
Utqayiskay sunqu pasña Pillpintuchay pillpintu

Karupiparam qayasuchkankipawaq Wayta pillpintucha

Suyayninkuna simpanaykipaq sunquy minanan

Imanasqmárikranrikran

Paway kachaptiki

Wiqiyta kipuykuspay chikiama pasñacha 

waqachiwaychu

Kutimunaykita suyarayasaq. Tuqumuqupas,

uchkusikipas

Waytachatahinam

 

Uywachakuchkayki.
 
Gracias y muchas por su generosa atención.

Leave your comments

Post comment as a guest

0

People in this conversation

Load Previous Comments