Publicidad

Pubicidad

Iguazú, ese hermoso edén donde la poesía florece en la sonrisa de sus niños, en los buenos días de cada amanecer, ojos de sus mujeres, el guiño de la noche, tiene por nacimiento, la generosidad de sus jardines y huertos que acunada en el corazón de sus escritores revienta en pétalos y perfume.

En el 2004 que tuve la suerte de recibir en carne propia la hospitalidad que en nada me hi-zo extrañar a mi patria, el Perú y a mi tierra, Huamanga, supe por que la Ciudad de las Cataratas hacía más grande su corazón en fechas como hoy. Era para acoger en su seno a escritores que desde diferentes países iban allí, a beber el agua bendita de la amistad poética que hace más tier-na hasta a las piedras que saludan el paso y las palabras del poeta.

Yo vi una araucaria besar a Marcelo por el éxito de ese año y no lo envidié porque sin que ni él ni nadie lo note, también yo recibí caricias húmedas en la Garganta nada temible del Diablo sólo por haberle rezado en quechua y pedido que siempre haga el milagro de reunir a poetas de dife-rentes modos de mirar al mundo, de hablas diferentes pero que en común, hacen bello el reflejo de lo que sus ojos ven y su alma siente, no importando si lágrimas o alegría pero sí clara y sincera-mente dichas.

Y físicamente lejos, como ahora estoy; espiritualmente, siento el mismo calor, el mismo entu-siasmo que todos Uds. sienten por este milagro de Iguazú, que es tener bajo su hechizo a quienes como Marcelo, los escritores que lo acompañan en esta aventura de todos los años, las autorida-des y funcionarios que sienten como suyos el evento y lo apoyan para garantizar su éxito; también hace posible que yo me moje en esa misma agua bendita de este año que se derrama en cada recital, en cada ponencia, en cada poema, en todas las canciones que allí bailan en las tertulias literarias.

Desde esta Tierra de los Molles y Campanarios un sincero abrazo de confraternidad poé-tica a todos los asistentes y un ¡salud! con el generoso vino argentino que también hoy bendice a quienes aún muy lejos, saboreamos el triunfo del Evento.

Paqarinkama, hasta mañana lunes

Leave your comments

Post comment as a guest

0

People in this conversation

Load Previous Comments