Publicidad

Pubicidad

Más de mil fieles se congregaron en la Basílica Catedral de Arequipa, para participar en la Santa Misa de Apertura del Año de la Fe, que presidió el Cardenal Juan Luis Cipriani, Arzobispo de Lima y Primado del Perú, por invitación de la Arquidiócesis, y concelebrada por Monseñor Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, y Monseñor Mario Busquets Jordá, Obispo Prelado de Chuquibamba.

En su homilía, el Cardenal Juan Luis Cipriani dijo que el Año de la Fe, debe ser un encuentro con Jesús, para contemplar esa historia personal de cada uno de nosotros. Señaló que es preciso que la fe, que es una adhesión personal a Cristo, se haga vida, pues es en el alma donde se da el encuentro de cada uno con Cristo. “El Señor hace de tu alma, su casa. La historia de tu alma es donde Jesús inscribe de manera imborrable la misericordia de Dios”, precisó.

En otro momento de su homilía, hizo referencia al valor de la fe, y que el mundo sería otra cosa si las almas estuvieran a la altura de la grandeza de Jesús redentor. “Para eso debemos renovar nuestra fe, y en este año tenemos esa oportunidad”, dijo.

Finalmente, invocó a la intercesión de la Virgen de Chapi, para obtener abundantes frutos en el Año de la Fe. Pidió también para que Arequipa, no pierda su carácter espiritual, y que siga siendo portadora de valores cristianos en el Perú.

(Fuente: www.iglesiacatolica.org.pe)

Leave your comments

Post comment as a guest

0

People in this conversation

Load Previous Comments